En esta página ya no se cargan nuevas actividades, sólo se mantiene como archivo y para los enlaces antiguos. La dirección correcta para ver las Actividades Culturales de la Universidad de Léon es: actividadesculturales.unileon.es

DE CAMPUS A CAMPUS

Exposiciones

DE CAMPUS A CAMPUS

Inst Estudios Bercianos
Miércoles, 11 Noviembre, 2015 - 12:00
Salas de exposiciones Ateneo Cultural el Albéitar ULE

Horario: de lunes a viernes, de 12 a 14 h. y de 18:30 a 20:30 h.
 
DANIEL BUITRÓN
¿Quiénes son los seres lineados por la mano de Daniel Buitrón? Digo lineados porque de línea se trata su obra más que trazo, línea muy precisa hacer línea ver veta en ella línea que ayuda al ojo a interpretar la forma así, con un surtido de puntos y líneas activos delante del espacio vacío, surgen los seres misterio de Daniel.
 
Pregunté quiénes son, para descubrirlos no puedes tener una visión estática y contemplativa de sus dibujos hay que aceptar la invitación que está ahí, lo dinámico de su dibujo ahí, en las espirales hipnóticas de los ojos de los magos incitación al juego invitación a lo lúdico, a la atención también a seguir la finísima línea que Daniel segrega jugar a per I  seguirla que sea tu ojo tú ojo activo quién construya el dibujo. Ser dibujo tras la persecución ser movimiento en el trayecto. Ritmo.
 
Perseguir la línea activa de los pequeños maremotos grandes tsunamis hacerse ola o barco de papel, a la deriva y marearse o hundirse enredarse en el entramado de cables nervios que hacen el cuerpo de los hombres pez hombres planta hombres medusa dandis melancólicos silenciosos privados de boca, seres míticos quizás nos hablen desde ese entramado de cuerpos  cables nervaduras o desde sus manos, que más que detener o rechazar atraen, invitan, acogen las palmas abiertas, gesto que es casi mudra, porque sabemos que sus armas están inutilizadas o quizá no hacer escucha.
 
Jugar al movimiento rayos y centellas es el premio dedos rayos cerebros chispas, rebosar en lo creado en el acto de crear sentir eso energético casi bioluminiscente que propagan los peces guitarra peces pistola peces abisales vueltos zeppelines voladores pequeñas estructuras metálicas que no sabemos si mutan de pez a objeto o es el objeto animalizado quien se da luz. Todo es reversible.
 
Jugar al movimiento observar lo minucioso del dibujo porque el movimiento vivido trae apaciguamiento algo que no da el movimiento contemplado, facilitando toda poética de la ensoñación como cuenta Bachelard qué mejor modo de ensoñar que siendo todo aquello que miras siendo pasivamente el lugar de la experiencia en el dibujo mirado.
 
Mónica Ezquerra
 
 
 
FEIXOÓ Nº 3 (pintura)

José Cerdeira

 
Retomar una historia que quedó a medias hace tiempo (mucho tiempo) no es fácil. Pasaron años, quizás no tanto, sólo algunos meses, y la vida de algunas personas cambió demasiado para otras. Supongo que lo que cambió fue la mirada de algunos rostros, mientras que otras se mantuvieron iguales. Quizás, a .n de cuentas, no quedó ninguna historia a medias, sino que simplemente no había final.
En cualquier caso, siempre hay una experiencia en soledad que nos a.na la mirada. Ya no vemos lo que veíamos y ya no nos ven como nos veían.
Gestos, miradas, ambientes… la mayoría universos solitarios que conviven con preocupaciones o sin ellas. Las criaturas de los retratos arrastran una constelación de emociones sobrescritas por sus pintores. Filtradas tras capas de materia, prendidas en telas, papeles o cartones.
Otras veces el juego está en la ausencia. En los espacios “vacios” que evocan escenarios de la infancia, del día a día o del pasado. Aquéllos que parecen perennes e inmutables como los paisajes naturales, jardines en sombra, caminos que no llegan a ninguna parte, calles de París
extrañamente desiertas. Todos ellos lugares donde se retoma una historia sin .nal. Quizás una historia que quedó a medias, que nuestra nueva visión descubre en la mirada de ese rostro desconocido.
Kerstin Vega
 
 
ENTRE-TIEMPOS
Hace años que me siento ligada a esta comarca berciana, tan cargada de pasado, tan entrañable. Me apasioné por el Bierzo en otoño, cuando los bosques de castaños lucían su mayor esplendor; las sorprendentes formas de sus ejemplares alimentaban mi imaginación, siempre en alerta, me invitaban a la meditación, al encuentro conmigo misma.
Espacio poblado por gentes acogedoras, cálidas, de palabra cantarina por la que inmediatamente quedé fascinada, a pesar, o precisamente por eso, de ser tan ajena a mi monótona inflexión mesetaria; gente para el recuerdo, para la memoria, cuyo entusiasmo me incita una y otra vez al regreso.
ENTRE-TIEMPOS -título surgido por contener obra de distintos periodos-, quiere rendir un expreso homenaje al territorio berciano, a su paisanaje, cercano y genuino. Aquí se idearon la mayor parte de los trabajos que presento en el apartado Árboles; es más, la tierra roja -diríase sangre- que viste sus taludes y vaguadas ha servido como pigmento para no pocas de mis composiciones.
Teresa Cortés
 
 
Naturaleza viva
Representa un gran descanso saber que en caso de catástrofe mundial -si no desaparecen en su totalidad los seres humanos- alguien que encuentre la obra de Teresa Cortés podría hacerse una idea de cómo era la naturaleza vegetal y animal sobre la tierra e intentarlo de nuevo…al menos virtualmente. Dicen que los fractales son “la geometría de la naturaleza”, por ahí podría comenzarse. El trabajo reciente de Teresa Cortés se adentra en un expresionismo abstracto -tiene obra figurativa también- que recuerda a la naturaleza viva, desatada…inquietante…que observa con los ojos de los nudos arbóreos el daño que le estamos haciendo los humanos. Caos constructivo y destructivo a la vez. Naturaleza viva.
Ver en su estudio las obras dispuestas para esta exposición me lleva primero a la música, obviamente Varèse, compositor matérico como Teresa. Después me hizo recordar el impresionante relato de Poe “Descenso a Maelstrom”, vértigo, atractor fatal de los muchos “agujeros negros” que nos rodean. Todo muy vivo, orgánico, en ocasiones salvaje. Naturaleza y creatividad desbocadas que recalan en muchos paisajes, atmósferas y hasta en ambientes remansados, vivos.
Considero a Teresa Cortés, desde mediados de los ochenta, uno de los principales activos creativos de Valladolid, primero dentro del expresionismo figurativo de raíz, mas no “wave”, ahora con un balance preciso en la abstracción con su punto de poesía visual y reflexión filosófica en algunas de sus “composiciones”. Todo muy latente, visceral, sin poses ni impostaciones.
Miguel Ángel Pérez Martín, Maguil
Gestor Cultural