En esta página ya no se cargan nuevas actividades, sólo se mantiene como archivo y para los enlaces antiguos. La dirección correcta para ver las Actividades Culturales de la Universidad de Léon es: actividadesculturales.unileon.es

PAPELES EN EL VIENTO

Cine

PAPELES EN EL VIENTO

CINE ESTRENO
Domingo, 14 Febrero, 2016 - 17:30
Teatro el Albéitar ULE

Sesiones: 17:30 y 20:15 h.
 
Entradas (5 €): a partir de media hora antes de cada sesión en taquilla
50% de descuento: Miembros de la Comunidad Universitaria, previa presentación del carnet universitario y DNI
 
 
Papeles en el viento
 
Ficha técnica
Director: Juan Taratuto
Guión: Eduardo Sacheri, Juan Taratuto (Novela: Eduardo Sacheri)
Música: Iván Wyszogrod
Fotografía: Javier Julia
Productora: Concreto Films / Cinear / Telefe / Endemol / Smilehood / INCAA
Género: Comedia / Amistad
Año: 2015
Duración: 98 min.
País: Argentina
Distribución en España: Festival Films
Calificación por edades: no recomendada para menores de 12 años
Versión original en castellano
 
Ficha artística
Diego Peretti, Pablo Rago, Pablo Echarri, Diego Torres, Paola Barrientos, Cecilia Dopazo, Daniel Rabinovich, Cacho Buenaventura
 
Sinopsis
Además de la familia, no hay nada más importante que los amigos, y mantener una buena relación con ellos es fundamental. Cuando Mauricio, El ruso y Fernando pierden a su compañero El mono, los tres decidirán hacerse cargo de la pequeña hija de su compañero y continuar con la inversión que realizó el difunto en un jugador promesa del fútbol que resultó fallida. Para lograr su objetivo y honrar la memoria del desaparecido, llevarán a cabo una importante estafa en la compraventa del deporte rey. El actor y realizador argentino Juan Taratuto (No sos vos, soy yo) se pone detrás de las cámaras y nos trae la comedia Papeles en el viento. En esta ocasión, Taratuto decide trasladar a la gran pantalla la novela homónima, y cuenta con su escritor, Eduardo Sacheri (guionista de El secreto de sus ojos) para adaptarla. Este film sirve como ensalzamiento de la amistad, el cariño y una llamada de atención a que los problemas pueden solventarse con empeño y mucho apoyo por parte de los seres queridos. El carismático actor Diego Peretti (Sin hijos) da vida a Fernando, que junto a sus compañeros Pablo Rago (Rosa fuerte) y Pablo Echarri (Al final del túnel), intentarán cumplir la impensable misión de ayudar a la hija de Diego Torres (Extraños en la noche), su amigo fallecido. Para completar el elenco de Papeles en el viento, Taratuto cuenta con varios rostros conocidos en el cine argentino, como Paola Barrientos (Ciencias naturales), Cecilia Dopazo (que repite con el realizador tras No sos vos, soy yo), el debutante Cacho Fernández y el tristemente fallecido Daniel Rabinovich, que pertenecía al grupo cómico Les Luthiers.
 
Sobre Eduardo Sacheri
Papeles en el viento es la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Eduardo Sacheri, autor consagrado internacionalmente tras el rotundo éxito de crítica y publico de La pregunta de sus ojos, que fue llevada a la gran pantalla por Juan José Campanella con el título El secreto de sus ojos, y en la que el propio Sacheri también           coescribió el guión.
Su obra ha sido traducida a más de veinte idiomas y colabora habitualmente con diarios nacionales e internacionales. Compagina su labor de escritor con la de profesor de historia de la escuela secundaria.
 
 
Filmografía de Juan Taratuto JUAN TARATUTO
Director y guionista:
2004. No sos vos, soy yo
2007. ¿Quién dice que es fácil?
2008. Un novio para mi mujer
2013. La reconstrucción
2015. Papeles en el viento
 
Todos para una
Fernando, Mauricio y El Ruso están desolados a causa de la muerte por un cáncer de El Mono, cuarto integrante de su grupo de amigos de toda la vida. Éste había perdido todo su dinero, lo que pone en peligro el futuro de su hija, una niña. Para conseguir el dinero que garantice que no le falte de nada, el trío trama un plan para vender a un jugador del Atlético Independiente de Avellaneda, equipo de fútbol al que han animado toda su vida.
El bonaerense Juan Taratuto vuelve a contar con su actor fetiche, Diego Peretti, tras No sos vos, soy yo, ¿Quién dice que es fácil? y La reconstrucción. En Papeles en el viento adapta la novela homónima de Eduardo Sacheri, con el que él mismo ha escrito el guión adaptado. El arranque de esta comedia dramática promete, sobre todo por el buen hacer del mencionado actor, que junto a Pablo Echarri y Pablo Rago bordan a sus personajes, una idílica pandilla a la que cualquiera querría pertenecer.
Tiene también a su favor su falta de pretensiones. La trama conectará especialmente con espectadores masculinos, aficionados al balompié de mediana edad, como los protagonistas, aunque sus reflexiones sobre la amistad son universales. Supone además el último trabajo para el cine, como ilustre secundario, de Daniel Rabinovich, recordado miembro de Les Luthiers, que falleció poco después de encarnar aquí a un periodista deportivo.
DeCine21
 
Amistad, fútbol y sentimientos
Es para quienes hayan apreciado las dotes para la comedia que mostró Juan Taratuto en No sos vos, soy yo o en Un novio para mi mujer -por sólo mencionar un par de títulos- y aun para quienes hayan valorado su arriesgada exploración de territorios más dramáticos (La reconstrucción), esta nueva aventura del director, esta vez a partir de un relato melancólico y futbolero de Eduardo Sacheri, puede generar algo parecido a una decepción.
Historia de varones -tipos de barrio, fanas de Independiente y por cierto bastante machistas ("La única mujer que vas a amar en la vida va a ser tu hija", resume uno de ellos, ya que considera a la nena como su novia y a su esposa como su suegra)-, el fútbol constituye un tema central en su vida. Lo es incluso en éste, el momento más dramático de su relación, ahora que uno de los cuatro originales miembros del grupo (el que llamaban el Ruso) acaba de morir.
La historia empieza precisamente en el cementerio. Y enseguida vuelve al fútbol porque el Ruso no ha dejado como legado para su hija más que un jugador de fútbol, bastante devaluado, teniendo en cuenta que se trata de un delantero que raramente emboca un gol, que ha ido a parar a préstamo a un modestísimo club de Santiago del Estero y es bastante improbable que se lo pueda negociar a uno del exterior para recuperar algo de los miles de dólares (todos los que tenía) que el fallecido invirtió en su compra, confiando en su futuro ya que alguna vez había pertenecido al seleccionado Sub 17. Lo peor es que los tres amigos (andan por los 40, pero en más de una ocasión se los ve actuar como adolescentes) han decidido hacerse cargo del ignoto Pittilanga, con la esperanza de que una venta les rinda lo suficiente para reemplazar al padre de la nena por lo menos solventando los gastos de su educación. Y por supuesto, piensan vigilar que ni uno de los presuntos billetes que deban invertir vaya a parar a manos de la viuda, no sólo porque el finado ya estaba dispuesto al divorcio, sino porque todos tienen de ella la peor de las opiniones.
La Nación
Futbol y amistad
Cuesta afirmar que Papeles en el viento sea una película futbolera casi como cuesta afirmar que el filme de Juan Taratuto sea un drama o una comedia a secas. Sí es evidente, a veces demasiado evidente, que busca emocionar y hacer reír al mismo tiempo, apelando a sentimientos presentes en casi todos los mortales: el amor, la amistad, la nostalgia, y la pasión futbolera.
Rondando los 40, el Mono (Diego Torres), uno de cuatro amigos de la infancia fanáticos del Rojo de Avellaneda muere de cáncer. A los otros tres les queda su legado: una hija sin herencia con una madre bien jodida y un jugador de fútbol que alguna vez fue promesa, que le costó 300 mil dólares, y que ahora transpira por el sánguche y la coca en los áridos campos del Argentino A, en Santiago del Estero.
Tienen un objetivo tan loable como rebuscado los amigos, vender al jugador para recuperar la guita y así “comprar” y compartir la patria potestad de Guadalupe, la hija del Mono. Guadalupe pasa rápido al banco y no aparece hasta el final del filme, pero entonces vamos conociendo a estos personajes bien argentinos. El Ruso (Pablo Rago) es el romántico del grupo, Fernando (Diego Peretti) un hermano fiel y decidido y Mauricio (Pablo Echarri, que no es Macri) un abogado jodido, bien jodido, pero el único independiente en la vida real.
Como está el fútbol de por medio, la película se permite una buena dosis de machismo y también algunos chivos, como el de una marca sueca de automóviles, que aparece en versiones y colores varios. Son los autos del negocio del fútbol, sobre el que Eduardo Sacheri (autor de la novela) y por añadidura Taratuto, ofrecen una mirada crítica. Gran ejemplo el de Rabinovich, digno ejemplar del más perverso periodista deportivo, bastante parecido a uno que anda suelto por allí todavía, disfrazando negocios de información. Ironía, cinismo, negocios y deporte al día.
Se destacan diálogos acertados, humor y mensajes para delanteros fracasados. El Ruso descubre en la play que un jugador se puede transformar y convence a su representado de jugar de 6. “Vos le pegás a todo, pero no metés una, como delantero la tenés que embocar en un arco de siete metros, como defensor tenés 50 metros para revolearla”. Enseñanzas en boca del actor que se come la cancha, Rago.
Cuando el combo funciona el libro se vuelve película y da para reir y llorar, seas del club que seas.
Horacio Bilbao – Clarín